Hosteria de Zubiri

Navarra - Pirineos - Zubiri

Presentación Agenda de la zona Mapas Camino de Santiago Recorridos Actividades Alojamiento especial Publicaciones Itinerarios Información y Precios Fotografía

Camino de Santiago

 

    El Camino de Santiago y Navarra.
   Primeras Etapas.

   Qué nos ofrece el Camino desde Francia a Pamplona,         atravesando los Pirineos.

  
1ª Etapa: Saint Jean Pied-du-Port --- Roncesvalles
Las tres grandes vías jacobeas europeas (Podense, Lemovicense y Turonense) se unen en  Ostabat, en la Navarra ultrapirenaica y juntas atraviesan la Comunidad. Su significado  como  punto de encuentro, dotó a Ostabat de una importante estructura asistencial (Hospital, capilla románica...). El Camino atraviesa Uxiat, Galcetaburu... y llega a San Juan el Viejo, donde se alzan hoy restos del hospital Aphat-Hospital, ya conocido en el año 1186.

Aquí el Camino se bifurca y la ruta más utilizada se adentra en la parte vieja de San Juan de Pie de Puerto por la Puerta de Santiago y atraviesa esta bella localidad en la que destacan  edificaciones nobles, burgo amurallado, la Iglesia de Nôtre Dame du Bout-du-Pont, el Puente medieval sobre el río Nive, el Ayuntamiento, la capilla románica de Santa Eulalia de Ugange...

Dejando ya atrás la antigua capital de Baja Navarra, pasamos por el Puente de España, atravesando la frontera franco-española y llegamos a Luzaide-Valcarlos.

Es ésta una localidad ligada al comercio, formada por caseríos y gran variedad de cultivos. Aquí se puede visitar la Iglesia parroquial, la ermita de Santa María Magdalena y el túmulo de Lauriña. es famosa la tradición de sus "Bolantes", danza típica del lugar.

Sigue el Camino, entre bosques de castaños y riscos, fresnos y avellanos, robles y hayas, hacia el Puerto de Ibañeta. Salvando esos 700 metros, se alcanza la ermita de San Salvador, así como el monolito que recuerda la batalla de los vascones contra Carlomagno.

La segunda ruta que salva Los Pirineos, parte de San Juan el Viejo, recorre la antigua vía romana y presenta unos parajes de gran belleza (Castillo de Arrieta y Zaro, San Miguel el Viejo,  Erreculus, collado de Lepoeder) e inicia el descenso hasta Orreaga-Roncesvalles.

                              
 
     2ª Etapa: Roncesvalles --- Zubiri
 
Llegamos a Roncesvalles entre hayedos. Su Colegiata hospital de Santa María de  Roncesvalles es el punto más conocido de la larga ruta jacobea. Ningún otro hito del Camino evoca tantas historias y leyendas ni encierra tanto contenido espiritual como el conjunto arquitectónico construído en  el siglo XIII en estilo gótico francés.

La iglesia tiene en el lado izquierdo una torre de carácter militar construída en el s. XIV. Su altar mayor, esta presidido por la imagen de Santa Mª de Roncesvalles, del mismo siglo e indiscutible belleza. Se trata de talla de madera, revestida en plata y con adornos dorados.
 
Accedemos al Claustro. El primitivo gótico se derrumbó por unas nieves en 1600 y se reconstruyó en estilo cisterciense austero. En la capilla de San Agustín, se sitúa el restaurado sepulcro del rey Sancho VII el Fuerte. Tras las verjas, se hallan las mazas del monarca y fragmentos de las cadenas que rodeaban la tienda de Miramamolín el día de la Batalla de Las Navas de Tolosa.

La capilla de Sancti Spiritus o silo de Carlomagno, de estilo románico, es el edificio más antiguo de los conservados.

Ya en el s. XVII se construyó el Pórtico con arcada de medio punto, que bordea la capilla. A su lado, se alza la pequeña Iglesia de Santiago o de los Peregrinos, de estilo gótico.

En este entorno encontramos la última construcción, el hospital (hoy albergue juvenil), que data de 1802.
El Museo-Biblioteca de finales del s. XIX recoge muchos de los tesoros acumulados a lo largo de la historia como el Ajedrez de Carlomagno, la Virgen del Tesoro, Evangelio románico de plata...

Así mismo, el centro Itzandegía, actualmente centro de acogida de visitantes y considerado durante mucho tiempo como primer santuario de la Virgen.

Dejamos Roncesvalles y llegamos a Auritz-Burguete. Se extiende en una pequeña llanura, a la que se llega atravesando un bosque de alerces, robles y hayas. Casas de piedra y tejados a cuatro aguas, se agrupan en su calle-camino. Cuenta con una importante feria de ganado que se celebra desde el s. XVI. Cercano está el puente románico de Arrobi.

El caudal del río Urrobi, nos conduce al Valle de Erro. Nos encontramos en      Aritzberri-Espinal localidad con bellos caseríos de estilo pirenaico alineados junto al camino-calle, fundada en 1269 por el rey Teobaldo II.

En sus cercanías, se localiza un importante yacimiento identificado como la población romana de Iturissa que cuenta con una necrópolis fechada en el s.I después de Cristo.

Atravesando las siguientes poblaciones (Viscarret-Biskarreta, Zilbeti...) el descenso del Puerto de Erro, nos lleva a Zubiri.

Zubiri es la capital del Valle de Esteribar y una de las localidades más pobladas de este tramo de la ruta jacobea a su paso por Navarra. Bañada por el río Arga, Zubiri contaba ya  en el s. XI con un monasterio dependiente de Leire.

Entre sus monumentos, destaca el Puente Medieval llamado de la Rabia, que consta de dos ojos de medio punto y tajamares poligonales de piedra. Según la tradición, se creía que los animales que daban una vuelta alrededor del pilar central, quedaban protegidos contra ese mal.
        También se comenta que uno de sus pilares contiene las reliquias de Santa Quiteria.
 
                                                                                 
        3ª Etapa: Zubiri --- Pamplona 

 
Entre puentes medievales, restos de albergues de peregrinos, palacios e iglesias, el Camino de  Santiago se acerca a Pamplona.

Apenas unos kilómetros antes de llegar a la capital de Navarra, se encuentra el puente medieval, basílica y hospital de la Trinidad de Arre.
Este edificio contó con una importante hospedería-hospital en pleno auge en los siglos XVII y XVIII y que en la actualidad, continúa funcionando como albergue.

Superadas las localidades de Villava y Burlada, el Camino se adentra en Pamplona tras cruzar el río Arga por el majestuoso puente medieval de la Magdalena y a través del Portal de Francia.
 
Es éste uno de los portales de la ciudad amurallada que sitúan al peregrino en el burgo de la Navarrería, cuna de la ciudad.
Es obligada la visita a la cercana Catedral gótica de Santa María la Real, construida a lo largo del s. XV sobre el primitivo edificio románico hundido en 1390.
Detrás de su portada neoclásica -diseñada en el s.XVII por Ventura Rodríguez- se descubre un interior gótico de impresionante altura y delicadeza.

Ante el Altar Mayor, se sitúa el mausoleo de mármol de los reyes Carlos III el Noble y Leonor de Trastámara.
El claustro es uno de los mejores del gótico francés. En él se puede contemplar la Puerta Preciosa o la capilla Barbazana.

La capital del Antiguo Reino de Navarra, ofrece numerosos atractivos arquitectónicos a los peregrinos, como la Iglesia románica de San Saturnino, la Iglesia-fortaleza de San Nicolás,  la Casa Consistorial con su fachada barroca, el Museo de Navarra, la sede de la Cámara de Comptos con fachada gótica que luce el escudo real, diferentes palacios repartidos por las calles Mayor y Zapatería, la Plaza del Castillo emblema de la ciudad que debe su nombre al
castillo allí ubicado hasta su demolición por orden de Fernando el Católico, el Palacio de Navarra, el Archivo General...

Merecen también una visita el Monumento a Los Fueros, cubierto de elementos alusivos a la historia del reino de Navarra, o La Ciudadela, actualmente área de esparcimiento.

La ruta jacobea abandona Pamplona por un puente medieval situado en el actual campus de la Universidad de Navarra, camino de la pequeña localidad de Cizur Menor.
 

        Fuente: Gobierno de Navarra
        Dpto. de Industria, Comercio,
        Turismo y Trabajo. 1998
 

                                                   Atrás Principal Siguiente
 
                  Una parada en el Camino...Hostería de Zubiri

setstats 1